De Cuba viene la sorprendente noticia que os cuento en este post, el muy famoso Bar Floridita , conocido internacionalmente por ser la cuna del Daiquiri y cuya fama aumento al infinito el genial Ernest Hemingway, quiso celebrar el sábado pasado el 195 aniversario del establecimiento y el 113 aniversario del escritor creando el daiquiri más grande de la historia con 275 litros lo que convierte a esta gigantesca bebida en récord mundial.
Para montar tan descomunal copa fueron necesarios doce bámanes, 33 minutos y una enorme copa construida por el artista cubano Lázaro Navarrete, la hazaña equivale a 1.466 Daiquiris y 275 litros de líquido y alcohólico elemento, concretamente 88 botellas de ron blanco.
La fama de este establecimiento viene de muy largo, en 1992 fue condecorado con el nombramiento de “Best of the Best Five Star Diamond Award” de la Academia Norteamericana de Ciencias Gastronómicas como el absoluto Rey del Daiquiri y más destacado restaurante especializado en pescados y mariscos.
La escultura de Hemingway que ahora tiene un lugar de honor en el Floridita fue testigo de este bonito homenaje, en el recuerdo de muchos cubanos quedó la imagen del escritor escribiendo el borrador de su novela “Por quién doblan las campanas”, en ese año de 1932 visitó el bar  y el barman  Constante le preparó un daiquirí sin azúcar y con el doble de ron, cinco o seis gotas de marrasquino, el toque de limón y el hielo frappé, y a partir de ese momento el Daiquiri  se convirtió en la bebida favorita del Premio Nobel de Literatura y nació la leyenda.

¡Muchas felicidades para ambos, tendremos que pasar por cuba para celebrarlo!

  
Más en www.viajacomoquieras.com y www.imagenlimite.com