Una vez más acompañé a la Selección Española de Cocina Profesional en un nuevo combate internacional donde se pusieron a prueba sus capacidades y determinación para poner a España de una vez en el lugar que se merece en la competición gastronómica internacional. Por primera vez España ha alcanzado un puesto como el que Fran Segura regaló a su país después de unos días de dura competición en la ciudad de Praga en la República Checa que concentraba la semi final de Europa de la GLOBAL CHEFS CHALLENGE. Este es el relato de lo que allí sucedió y que quiero compartir. 

El Chef del Chocolate” se llevó el segundo premio por su excepcional trabajo con una tarta y un postre que impactaron al jurado. Fran acudió a la competición acompañado de Alba Berenguer.

El genio alicantino presentó una tarta de apariencia sencilla, su nombre “Nelo” elaborada con un bizcocho de cacao y fruta de la pasión, crema de vainilla caramelo, bizcocho nuez, crujiente de nuez, ganache chocolate mandarina, mousse de chocolate manjarí y  glaseado guanaja.

Como segunda pieza presentó el postre “Majolie“, una compleja elaboración con Savarin embebido con ron añejo y lima, compota de piel de lima, cremoso de caramelo, manzana asada con vainilla, nougattine de nibs de cacao, cremoso de almendra, aire de clorofila y lima, mousse de manzana y lima y fibras de hinojo.

Fran Segura quedó solo por debajo de Italia que también hizo un excepcional trabajo con dos piezas de muy alto nivel, el jurado lo tuvo difícil. Solo en 2013 España alcanzó la medalla de bronce en una prueba de este nivel.

Los cocineros de la Selección española de cocina profesional  que se han presentado en esta ocasión a la GLOBAL CHEFS CHALLENGE en Praga han alcanzado unas puntuaciones en este tipo de eventos nunca vistas.


En la clasificación de cocina presentaron su menú completo Daniel García Peinado, con su ayudante Raquel García, quedando en la cuarta posición, delante de ellos Italia también en primera posición, Croacia en segunda y Portugal en tercera.


El nuevo director culinario de la Selección, el Chef Carlos Duran Herrera fue jurado en esta edición.
Muy buenas clasificaciones de nuestro país que a partir de aquí ponen a la cocina y a nuestros cocineros en el camino del éxito en las competiciones internacionales futuras.

Esta proeza ha sido posible gracias al trabajo de estos grandes profesionales que lo han dado todo durante un año por su país, preparando, creando e ideando los platos ideales para la competición. Inestimable ayuda la de las empresas que les han apoyado para poder llegar a Praga, las empresas Balfegó (Atún Rojo Balfegó), Bosque de Matasnos (Vinos de la Ribera del Duero) y Brabante (Cerveza artesana) han viajado con ellos en sus chaquetas de cocineros y les han acompañado en los mejores momentos de esta competición. A todos ellos el agradecimiento del equipo completo y de la Selección Española de Cocina Profesional.

Durante estos días la base de trabajo y preparación de producto ha sido el Restaurante Občanská plovárna, un espacio gastronómico bien conocido en la ciudad por su cocina asiática y su famoso club de Jazz con formidables vistas al río Moldava y sus bellos puentes. Su propietaria Lenka Grohmannová ofreció amablemente sus instalaciones y apoyó al equipo español en todas sus necesidades durante estos días, gracias también a la intermediación y ayuda de Diego Ortega. Ayuda que el equipo español agradece de corazón ya que es muy importante este tipo de ayuda cuando te desplazas a otro país en competición.

El equipo tuvo tiempo de recorrer alguno de los mercados de Praga y seleccionar el producto fresco que luego utilizaría en sus elaboraciones en el momento de la competición.

Todo un lujo y un orgullo haber podido acompañar a estos cinco titanes de la cocina y la repostería en un viaje que ya queda en mi memoria para siempre ¡ENHORABUENA CAMPEONES!