Alguien tenía que hacerlo, se le debía a los profesionales de todos los restaurantes de nuestro país, el reconocimiento a su trabajo que tanto he solicitado desde mis muchos reportajes publicados aquí y en todos los medios donde escribo, presento o aparezco. En estos años en los que la cocina no ha parado de crecer algunos hemos querido que ese crecimiento fuera parejo en la sala ya que no se comprende una cosa sin la otra, así que no pude resistirme a la invitación del gran Guillermo Cruz a asistir al I Congreso Internacional de Sala que se ha celebrado en Valladolid estos días.

Por desgracia no pude llegar el lunes y asistir al muy interesante programa que se había preparado y que concentró en ponencia y mesas redondas a parte de lo más granado del sector, aquí os dejo en enlace al programa. Un viaje relámpago desde Bilbao bajo una incesante lluvia y un viento atronador me dejó llegar al mediodía del martes para disfrutar de uno de los grande momentos de este encuentro con la Mesa Redonda: Caminos de la felicidad del comensal donde un siempre brillante Iñigo Galatas (Diario Vasco) moderaba la participación de tres referencias de la sala en España:

David Robledo (Santceloni), Guillermo Cruz (Ambivium) y Didier Fertilati – Ex Jefe de Sala Quique Dacosta (*** Michelin) Fundador Fuego Amigo).

En su voz la voz de miles de camareros, sumilleres, jefes de sala, la expresión del reconocimiento de aquellos que aman su trabajo y que se sienten orgullosos de lo que son y lo que ofrecen a sus clientes.

Un siempre inquieto y genial Didier nos dio la visión del que ha sido siempre su trabajo y la transformación del oficio a otros mundos paralelos, David y Guillermo proyectaron su día a día con anécdotas y acertadas pinceladas que dibujan un trayecto de perfección.

A continuación una interesante visión del negocio del vino en Londres “Como gestionar la carta de vinos por copas más grande del mundo (67 Pall Mall)” un taimado y seguro Terry Kandylis, Jefe de Sumilleres 67 Pall Mall, nos mostraba todos los secretos de la gestión del bar que más vinos por copas tiene en el mundo y que tuve la oportunidad de visitar en mi último viaje a la capital londinense. Apoyado por la propia Web del establecimiento Terry no contó como lo hicieron posible.

“Oficio y Pasión”, así  se llamaba la ponencia en solitario de Didier Fertilati – Ex Jefe de Sala Quique Dacosta *** y Fundador de Fuego Amigo. Deleitó a todos los presentes con su buen humor y continuos cambios y giros para mantener al público atento. Nos llevó de su anterior vida a la actual dejando claro que sigue haciendo lo que le hace feliz, antes y ahora y que nunca permitió que nadie le hiciera dejar disfrutar de su trabajo, marcando la unión de la sala y la cocina como camino imprescindible y definiendo la necesidad de que todos los profesionales que trabajan en un restaurante pasen por sala y cocina para comprender este negocio en su globalidad.

Tiempo de relax para disfrutar del espacio gastronómico localizado en Pago de Carraovejas, iluminado por sus viñedos, el Restaurante Ambivium en plena Ribera del Duero.

Su sala se convertía en un espacio diáfano para albergar diferentes productos y vinos en armonía.

Carnes, ostras, verduras, caviar… y en cada espacio el equipo de Ambivium.

Armonía cuidada y estudiada en cada caso, no podía ser de otra manera estando al mando de esta sala el gran Guillermo Cruz. La consecución de la firme apuesta de una familia del vino, Pedro Ruiz Aragoneses -director general de Alma Carraovejas ha querido querido convertir Ambivium en un destino propio en el que la gastronomía de vanguardia basada en el producto sea la seña identidad.

Tiempo para disfrutar entre amigos con buenos vinos…

Un sector donde los amigos son compañeros de viaje y aventuras y donde el reencuentro siempre es motivo para celebrar…

Y sorpresa tras sorpresa en la copa así pasó este tiempo de ocio.

Que dejó muchas sonrisas que no quise dejar de reproducir.

Sonrisas y mucho amor, el que demostramos todos los que estamos en este sector a los buenos vinos.

Con el final de las luces del día visitamos el Castillo de Peñafiel.

Y su fantástica sala de cata y museo visitado por cientos de personas amantes del vino.

En sus vitrinas el tiempo se ha detenido conservando vinos y añadas legendarias.

Al llegar la noche Pedro y Guillermo nos proponen cenar en La Cacatúa (Valladolid), donde Guillermo obrará el primer servicio de Champagne para nuestro deleite.

Una noche que tuvimos el placer de compartir con el gran enólogo Emilio Rojo.

Con él y con una de las joyas elaboradas por él, Emilio Rojo Ribeiro 2016.

Seguida de otra de las joyas de Alma Carrovejas, uno de mis verdejos predilectos, Ossian Capitel que disfrutamos en su añada 2015.

El último día del congreso reunía un impresionante cuadro de ponentes que comenzaría por Fernando Mora (Master of Wine).

Seguido de Andreas Kubach (Master of Wine),

y de Norrel Robertson (Master of Wine),

Finalizando Almudena Alberca (Master of Wine), cada uno nos contaron los proyectos en los que están enmarcados, de tendencias de mercados, de uvas y espacios privilegiados para su plantación y sobre todo de una forma de entender el arte de hacer vino.

Se puso fin a este congreso con una Cata de vinos de Castilla y León / Valladolid realizada por los Masters of Wine que dieron su opinión sobre diferentes y singulares vinos.

Mi enhorabuena a todos los que han dedicado su tiempo y esfuerzo a la creación de este congreso, reconozco que he soñado muchos años en hacer algo similar, desarrollando todo un programa que nunca vio la luz por falta de interés de aquellos que pueden financiarlo, por ese motivo valoro el trabajo de todos ellos, a la Cámara de Comercio de Valladolid, a la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid, a los patrocinados y a los colaboradores, a todos ellos muchas gracias en nombre del sector y una vez más enhorabuena. También mi agradecimiento a Pedro Ruiz Aragoneses -director general de Alma Carraovejas y a Guillermo Cruz por estos dos días tan interesantes y su siempre exquisita atención.