Atout France, en la continua búsqueda de la excelencia de la calidad del turismo de negocio en toda Francia, me ha convocado un nuevo año a su Panel de expertos de eventos/turismo de negocio. En esta ocasión ha tenido el buen gusto de convocarme junto a otros cuatro profesionales de sector en el primer Hotel Agro Chic “El Hotelito”.

El Hotelito está ubicado en un entorno natural de gran belleza y valor ecológico y medio ambiental, concretamente en Navaluenga (Ávila) muy cerca del río Albaerche y del Pantano de Burguillo. Inmerso en las sierras de Gredos y Ávila, a tan sólo 100 km, de Madrid y a 35 de Ávila.
Aunque es un hotel de 3 estrellas, que en muchos servicios supera a algunos de 5, el lugar y el concepto bien hace pensar en turismo rural, pero a sus propietarios los encantadores Christina y Cándido se les ocurrió un concepto mejor para denominar el estilo de su fascinante hotel “Agro Chic”.

Todo se entiende cuando se conoce a sus creadores, profesionales de turismo en distintos ramos en sus anteriores vidas profesionales, aquí han puesto todo su conocimiento y gusto personal dando como resultado algo digno de conocer y de disfrutar.

No hay detalle que no se cuide al milímetro y todo el establecimiento invita a quedarse más tiempo del pensado inicialmente.

Su colección de bonsais da la bienvenida en su entrada con una presentación realmente Agro chic.

El recibimiento no puede ser mejor, con cariño y simpatía sincera. Un marco muy exclusivo para la organización de eventos privados o de empresa. Cuenta con 12 habitaciones, sala polivalente, biblioteca, bar-restaurante, chimenea, parking privado, aire acondicionado, Wifi gratuito en las zonas generales y servicio de centro de negocios.
Sus amplias, limpias, acogedoras, cálidas y modernas habitaciones cuentan con todo lo necesario para disfrutar de una agradable estancia desde edredones nórdicos, pantalla plana, lector DVD, caja fuerte, secador de pelo, servicio de café y té, aire acondicionado e hidro masaje. Con baños donde no falta un detalle.
Christina demuestra sus habilidades en los fogones y nos prepara una cena digna de los caballeros y nobles que hace siglos habitaron estos lares.  En primer lugar, y dado que el evento es de Francia, uno de sus primeras especialidades conocidas internacionalmente, un foie gras con mermelada de tomate verde de la huerta de El Hotelito. Sólo se puede definir con una palabra DELICIOSA.
En el segundo plato un muy sabroso Boeuf Bourguignon, en español buey a la borgoñesa. Su nombre viene de la región de Borgoña, en su elaboración se utilizan los ricos caldos de esta zona. Un guiso que necesita su tiempo a fuego lento y mucho cariño como toda buena cocina. Christina borda este delicioso plato que consta de carne de buey, champiñones, cebolla, zanahoria y especias de aromático sabor como el tomillo, el laurel, la albahaca o la salvia. En nuestro caso un suave y cremoso puré de patatas da el acompañamiento perfecto a la deliciosa carne.
Y cuando creíamos que el arte gastronómico de nuestra chef no se podía superar, nos brindó la oportunidad de deleitarnos con una delicia danesa, nación que la vio nacer. Es la deliciosa tarta “bedstemor” en su legua natal significa “abuela”, una abuela muy dulce y que podría recordar a la tarta tatin pero que tanto en textura de la manzana como en el recubrimiento caramelizado es diferente y un motivo más para venir a pasar unos días a este agradable lugar.

Después de un reparador sueño y de una mañana de reunión para analizar la situación actual y la visión de futuro del turismo de negocio y los viajes de incentivo en Francia, Cándido nos invita a visitar su picadero y los espectaculares caballos que allí descansan esperando su doma o monta. Sus conocimiento sobre las diferentes razas y detalles de la equitación embelesan a los que escuchan y en sus palabras se demuestra el amor que tiene a estos bellos ejemplares. Un paseo por el campo a lomos de ellos nos da el paso a la siguiente actividad.
Ahora El Hotelito se convierte en un espacio de cata para probar los complejos caldos de la Bodega Garnacha Alto Alberche, de sobra conocida por los grandes expertos del mundo del vino.
Una clara explicación de Rafael Mancebo de Grupo Garnacha Alto Alberche nos mostró el extraordinario trabajo realizado en esta zona por este grupo, su principal objetivo evitar que los antiguos viñedos del Alto Alberche se perdieran para siempre en una muerte anunciada y con ellos la peculiar Garnacha que aquí se cultiva. Su trabajo ha empezado a dar frutos y los vinos del Alto Alberche ya son conocidos en las mesas de muchos países que han sabido reconocer unos caldos humildes pero que guardan las diferentes personalidades de los pagos de esta zona.
El primer vino a catar es 7 Navas Selección 100% Garnacha, cultivado en suelos de arenas graníticas a alturas diferentes entre 750 y 1000 metros de altitud. Un viñedo con más de 50 años que demuestra solera y carácter en su uva que fermentará durante 17 días de maceración para posteriormente envejecer durante 13 meses en barrica .80% roble francés y 20% roble americano. Su producción es de 13.300 botellas.
En cata es limpio, muy mineral y con una acidez más que evidente. El cuerpo de su garnacha nos pide comer y es el compañero ideal de carnes como el buey.


El siguiente vino a catar es 7 Navas Finca Catalino, que lleva el nombre de su productor y donde su original etiqueta, realizada artesanalmente, nos llama la atención. Estamos ante un vino de producción también artesanal, concretamente 1.300 botellas. Su uva se cultiva a 850 m. de altitud y el viñedo tiene una antigüedad de 55 años. 25 días de maceración y el envejecimiento en barrica de roble francés durante 13 meses otorgan a este peculiar vino una expresión muy particular. Con una persistente acidez demuestra los valores de su Garnacha 100%. El aroma en nariz nos muestra la fuerza de su suelo granítico dando ese aspecto mineral.


Para terminar la cata, Rafael nos muestra la complejidad de otro vino sorprendente, se trata de 7 navas Faustina, que al igual que el anterior tiene su vendimia el día 25 de octubre con una selección manual en mesa de selección. Su limitada producción alcanza las 1.400 botellas. En este caso se cultiva su compleja uva a 1100 metros de altitud en un viñedo que hoy tiene 85 años antigüedad. 
Con 32 días de maceración y 13 meses de envejecimiento en barrica de roble francés se muestra con carácter y cuerpo para acompañar buenas carnes y caza. Nuevamente la presencia mineral en cata es muy clara por los ya mencionados estratos de arenas graníticas.

La última cata la hacemos en compañía de la comida. 7 Navas Roble es un vino también de Garnacha 100% que se produce con uva cultivada en diferentes pagos entre 750 y 1.000 m de altitud en viñedos de más de 50 años de edad. Nuestra cata corresponde a la añada del 2009 que produjo 8.600 botellas de un vino muy concentrado con gran complejidad y que al llegar a boca y nariz nos muestra la presencia de fruta y especias y donde su acidez no nos pasa desapercibida.


La comida no va a ser carne aunque el vino parece creado para ella, Christina y Cándido han querido cerrar nuestra estancia en su entrañable hotel con un plato muy español, una espléndida y deliciosa paella de pollo y verduras. Una elección que a todos nos ha parecido genial para cerrar tan agradable encuentro de trabajo y ocio.
Estos vinos demuestran una vez más el buen hacer de los enólogos españoles y de los pequeños productores que se esfuerzan cada día en mejorar nuestros caldos y en mantener un identidad de sus zonas de cultivo, permitiendo la enorme diversidad que en nuestro territorio es posible encontrar.
Le deseo toda la suerte del mundo a estos vinos tan singulares que han demostrado tener su sitio en el mercado. www.bodegagarnachaaltoalberche.com
Me marcho de este maravilloso espacio polivalente llamado El Hotelito con la promesa de regresar a disfrutar de sus instalaciones, de sus caballos, de las montañas que lo rodean y de la compañía muy especial de sus propietarios a los que auguro un gran futuro por su calidad profesional y humana ¡Gracias!

Mi agradecimiento a Maxime, Dominique y Elsa por tan buenos momentos que me han permitido disfrutar de lo que más me gusta en el mundo, “aprender”.  



Más en www.viajacomoquieras.com y www.imagenlimite.com