Foto Antoine Poupel

Que soy un amante incondicional de Francia ya lo saben todos mis seguidores en mi blog y en redes sociales, por tanto no podía pasar sin asistir ayer al estreno del año en Madrid.  
Mis amigos de Atout France me invitaron a pasar una velada de excepción, el sensual estreno de la obra de Crazy Horse París con el nombre FOREVER CRAZY donde fuimos atendidos exquisitamente por Claude Micallef. Desde su fundación en 1951 Crazy Horse está considerado como el cabaret de referencia a nivel internacional, un fenómeno cultural y parte del legado nacional de Francia.
La primera impresión llega al entrar en la sala de Teatros del Canal donde se interpreta la obra, convertida en un moderno cabaret y donde su aspecto de contemporánea corrala sorprende gratamente.
Un pequeño escenario nos recibe con una proyección de Crazy Horse, sus juegos de ambigüedad entre cortinajes y luces son muy efectistas. Una copa de champagne nos da la vienbenida y unos minutos después el escenario es invadido de sensualidad.

Foto Antoine Poupel

Philippe Decouflé, Alain Bernardin & Crazy Horse, Ptricia Folly & CyrilleVergnes, Ali Mahdavi y Dick Walsh responsables de la coreografía del espectáculo crean un concepto plástico con los cuerpos de sus bailarinas que a la vista parece de una sencillez absoluta pero que evidencia el inmenso número de hora que estas esculturales bailarinas deben ensayar al cabo del día para alcanzar la perfección en sincronía y equilibrio estético.   

Foto Antoine Poupel
Dick Walsh, director artístico realiza un extraordinario trabajo coordinando a la perfección ese juego de luces que se funde con los cuerpos creando vestidos y formas virtuales en la curvas de las preciosas chicas de Crazy Horse. Los números de diferente corte hacen al espectador esperar cada vez un cambio total que en efecto se produce. Todos me han gustado pero el de apertura GOD SAVE OUR BARESKIN con su juego de marcialidad y sensualidad, de una desnuda guardia real británica, es delicioso e impresionante.
Si tuviera que destacar un aspecto del espectáculo me declinaría por la disciplina plastica de las bailarinas que juegan con la gravedad en todo momento, los sensacionales juegos de luces y el ritmo del espectáculo.
Foto Viada Krassinikova
Detrás del telón hay que dar la enhorabuena a muchas personas, por supuesto a todo el elenco de bailarinas, a su director general Andrée Deissenberg, a Volga Moskovskaya (show manager), a Fred Pallem (compositor), a Fifi Chachnil (estilista),  a Hilton Mc Connico (diseñador) y tantos que hacen la lista interminable.
Termina la función y algunos creen, por las miradas de las chicas que han quedado clavadas en sus pupilas y en su corazón, albergar la esperanza de encontrarlas en las calles de Madrid y sueñan con un “afaire” casual, ¡olvidarlo mortales! las chicas del Crazy Horse son un espejismo mágico que no pueden perder el tiempo con realidades mundanas “El espectáculo debe continuar”
Más en www.viajacomoquieras.com y www.imagenlimite.com