Es una de las tabernas más canallas de Madrid, así lo han querido sus propietarios, con aires del sur, una filosofía de producto muy especial donde prima la excelencia y con buenos vinos, el lugar ideal para entablar un encuentro pactado, un reto enológico, un encuentro entre finas bocas, comenzaremos en el Sur y terminaremos en la Ribera del Duero sin salir de La Malaje.

En la mesa Jaime Postigo (enólogo de Bosque de Matasnos), Alberto Granados (Periodista), José Portas (Discarlux), Aarón Guerrero (La Malaje) y en la cocina su socio el chef cordobés Manu Urbano, junto a su equipo.

El local donde antes se instaló un restaurante italiano y su cocina de Sicilia dio paso a este nuevo proyecto que ya se ha consolidado, en su interior aromas del sur con el sello de identidad de este joven cocinero que demostró antaño su valía en los fuegos de Sacha antes de emprender la aventura empresarial de montar su propio restaurante junto a su socio. Buenos vinos acompañan su cocina en una carta digna de explorar.

En la mesa primera apuesta fuerte “Cecina de Vaca de Discarlux”, queda claro que el producto es obsesión en esta casa, la intervención mínima a un producto excepcional.

Y acompañando a esta joya el vino fino El Patriarca Condado Pálido, criado en botas de roble durante 5 ó 6 años, elaborado a partir de uvas Palomino y Pedro Ximénez.

Manu lo tiene claro, no va a dejar lugar a dudas, se atreve con una doble apuesta ahora, “Langostinos de Sanlúcar hervidos” y

unos “Alistados de Huelva a la parrilla”, tamaño impresionante de ambos, frescura total, apuesta y gana…

su siguiente armonía será con vino Manzanilla Micaela, elaborado con uva Palomino Fino. (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda) con 3-4 años de crianza.

De los crustáceos a los moluscos, unas “Zamburiñas al jerez”…

y unas “Ostras fritas con alioli de ajo asado”.

Y con ellas en armonía una Manzanilla MAR7, misma uva Palomino Fino y mismos años de crianza 3-4 años.

Un sabor de nuestros mares, el “Atún rojo en manteca colorá y mazamorra”

Un plato que requiere un cambio de vino, Amontillado 8 MAR7, Vino de crianza biológica y oxidativa procedente de vinos de crianza biológica (D.O. Jerez-Xèrés-Sherry), elaborado con la variedad Palomino Fino.

Acompañará su bien resuelta y personal “Ventresca de atún rojo con pétalos de haba y consomé ahumado de cigala”.

Abandonamos los vinos del sur con un Palo Cortado Micaela de la Bodegas Barón, será para dar el testigo a la Ribera del Duero.

Llegamos ahora a un mundo bien distinto pero no por ello menos emocionante, a los vinos de Bosque de Matasnos, nacidos y criados a 950 m de altitud en el altiplano de la mencionada Ribera del Duero. El duelo se establece con una vertical de Bosque de Matasnos Etiqueta Blanca 2016 y 2017 y Bosque de Matasnos Edición Limitada 2015.

Seguimos con las propuesta de Manu, ahora un “Pargo con holandesa amontillada de anguilas”

una “Suprema de pintada en salsa de naranja y dátiles”

y un “Cañón madurado glaseado con amontillado viejo”

y la “Milhojas de La Malaje”.

Ha sido un bonito viaje, al encuentro con el sabor, con el buen producto y grandes vinos, no es de extrañar que en esta “Malaje” paren grandes paladares, afamados y no reconocidos pero con el mismo sentido del buen gusto. Me gusta saber que el que fuera el pequeño Aarón que yo conociera cuando era Chechu, de la famosa serie “Médico de familia” y con el que hoy comparto aventuras gastronómicas en la “Cofradía del Txuletón” se uniera al buen Manu para hacer un proyecto tan interesante del que ya han salido otras aventuras como “La Tía Feli” del barrio de Las letras y otra en Chamberí. Si mantienen esta filosofía seguirán triunfando.

 

Restaurante La Malaje

Telf.: 910 81 30 31

Email: info@lamalaje.es

Dirección: C/ Relatores, 20 28012 Madrid
(Parking en la misma calle, primera hora gratis)

http://www.lamalaje.es