Nápoles no solo es la ciudad más poblada del sur de Italia y la capital de la región de Campania, situada entre el monte Vesubio y el área volcánica de los Campos Flégreos es posiblemente una de las ciudades con una de las poblaciones más pasionales del mundo y ello se refleja en su gran cocina, nos daremos en este post un paseo por algunos de sus restaurantes más aclamados en el área metropolitana.

Para llegar al primer lugar de culto gastronómico de la ciudad hay que visitar Sanità, uno de los barrios más antiguos de Nápoles y rico en testimonios del pasado, una experiencia única. Es aquí donde se encuentran las catacumbas paleocristianas y el cementerio de Fontanelle. Es aquí donde se levantan los antiguos palacios barrocos y donde se puede degustar una de las mejores pizzas napolitanas.

Cada día la fila se forma en la puerta a la espera de conseguir la tan apreciada mesa, esto si es un negocio de rotación de verdad. Gente joven, de mediana edad, familias, todos quieren la pizza de CiroOliva. La historia de “Concettina ai Tre Santi” comenzó en 1951 cuando la bisabuela de Ciro, Concettina Flessigno Oliva, hacía pizzas fritas en toda la Rione Sanità con alegría y dedicación. El nombre de la pizzería deriva del hecho de que se levanta junto al santuario votivo de tres santos: San Vincenzo Ferrari, patrón de la salud.

La tercera y cuarta generación de la familia, Antonio y Ciro, padre e hijo, son ahora los responsables de continuar la tradición de este sorprendente lugar. Uno se encarga de la preparación secreta de la masa de Oliva y el otro maneja de manera proverbial el mostrador de recepción y cobro y la relación con los clientes. Verles trabajar es tan estimulante como probar su deliciosa cocina.

Llama la atención la más que estimable carta de vinos donde no faltan los principales vinos de Campania y algunas de las referencias de Champagne imprescindibles.

La pizza con Champagne es toda una experiencia y si la pizza es de este nivel mejor, arranco con un Champagne BRUNO PAILLARD “PREMIÈRE CUVÉE” 70 (CHARDONNAY 33%, PINOT NERO 45%, PINOT MEUNIER 22%).

Antonio me da la bienvenida, mi amigo el chef Giuseppe Lannotti del que ya os hablé en el reportaje sobre su restaurante Krèsios le ha avisado de mi llegada y me trata a cuerpo de rey, le pido por favor que me muestre lo mejor de su casa y tarda poco en hacer llegar a la mesa su Margherita con tomate San Marzano, fior di latte, albahaca y aceite de oliva virgen extra. Tradicional y espectacular ¿se puede hacer mejor? es la gran disputa en esta ciudad y este país.

Aquí es normal comer pequeñas porciones para poder probar diferentes pizzas, otros optan por la pizza entera. Algunas de sus creaciones son solidarias como la Fundación Pizza San Gennaro “Con o sin milagro” (blanca o roja con DOP Pomodoro San Marzano) provola ahumada, migas de taralli “nzogna e pepe”, albahaca y aceite de oliva virgen extra; cornisa rellena con  salami napolitano y provola ahumada. * Esta pizza apoya a la “Fundación San Gennaro”.





Un impresionante desfile de porciones entran con ganas en mi boca, Antonio me vigila desde el mostrador y creo que aprecia que esté disfrutando tanto, las propuestas de Antonio engloban: Montanarina de la abuela friarielli, albóndigas y ragú napolitano. Montanarina de Ciro buffala fuscella ricotta, tocino y ralladura de limón. Montarina de Leche del búfala, tomate piennolo, leche de búfala ahumada, tocino y pimienta.

‘O Rrau’  relleno de ricotta de búfala, salsa de carne y queso Parmesano Reggiano 48 meses de condimento y albahaca.

Parthenope – pizza frita Buffala fuscella ricotta ahumada, algas marinas deshidratadas, ralladura de naranja y pimienta.

Terra Mia  rellenos de brócoli del jardín, papas, reducción de vino tinto, manteca de cerdo de cerdo negro, romero, sal y pimienta Maldon y aceite de oliva virgen extra. con patatas chip.

imprescindible terminar con su Tiramisú con bizcocho de café, espuma de café y una capa de chocolate fondant 72%.

Y si eres un valiente y aún puedes con más no te debes marchar sin probar su tradicional Babá patrimonio de la repostería de esta ciudad y de Italia por extensión.

Ciro Oliva

80137 Nápoles
Via Arena alla Sanità 7 Bis
T. 081 290037
hello@pizzeriaoliva.it

http://www.pizzeriaoliva.it/index.php

 

Mucha gente se queja de que Nápoles es una de las ciudades más sucias del mundo, y es verdad, pero yo siempre digo que tengo mucho que ver a cada paso, no me da tiempo a ver lo sucia que está. Cada tienda es un espectáculo, todo expuesto en la calle como antaño en nuestro país.

Pescaderías, casquerías, todas ofrecen sus productos y no faltan las voces de los propietarios que con una sonrisa te invitan a comprar sus mercancías.

Los suculentos y afamados babás o bizcochos borrachos se encuentran en cada esquina acompañados de otras muchas especialidades, en esta ciudad los amantes del dulce somos felices.

Mientras seguimos paseando por las populosas calles del centro nos dirigimos a nuestro siguiente objetivo, ahora os invito a conocer un restaurante donde el pescado y el marisco son los protagonistas.

A Figlia d”o Marenaro, es un restaurante con más de 60 años de historia, ganó su fama y prestigio en la ciudad gracias a su sopa especial de mejillones, un plato preparado según la tradición napolitana más antigua que buscaba la frescura de los mejillones napolitanos como ingrediente principal. Hoy en Figlia d”o Marenaro sigue siendo reconocido en toda Campania por  la cuidada elección de las materias primas. Su equipo de sala es otro de los secretos del local, encantadores todos ellos, se saben ganar al cliente con la simpatía napolitana.

Un “zuppa ‘e cozzeche” es un plato típico de la tradición napolitana y es una de las recetas más utilizadas para la preparación de estos mariscos. La sopa de mejillones tiene orígenes antiguos que afectan a todas las regiones italianas, pero a pesar de las muchas formas en que la receta “napolitana” se ha adaptado y modificado, sigue siendo la favorita. Disfrutar de sus mejillones y almejas salteados es otra experiencia igual de interesante.

Su carta de vinos guarda referencias de todo el país y concretamente de Campania. Yo me decanté por un blanco que acompañara bien a los moluscos y pescados, Ferrara Greco di Tufo Vigna Cicogna 2017 Benito Ferrara (Greco di Tufo).

Muy recomendable su ensalada de pulpo que para esperar el principal es una de sus grandes opciones.

Acompañarlo de los buenos panes del país que en este caso es una fina focaccia es imprescindible.

El carpaccio de gamba roja sería otra de mis entradas, extraordinario producto al que le sobraba el pepino y la fruta que solo hay que retirar y disfrutar.

Como principal un Gallo San Pedro preparado con una tradicional receta marinera acompañado de patata y una salsa para no dejar de mojar.

Sus tartas al llegar el postre son una opción donde la de almendra, la de fresas salvajes o la de chocolate llegan a mi mesa.

+39 081 440827

Via Foria 180/182
80137 – NAPOLI

https://afigliadomarenaro.eu/

Qué sería de mi prestigio como consumidor masivo de helados si no hiciera referencia a las heladerías de Nápoles siendo como son los helados italianos los mejores del mundo. Así que no debéis dejar de visitar Casa Infante  que con cuatro establecimientos en la ciudad son toda una referencia.

La familia Infante comenzó a deleitar el paladar de los napolitanos en la década de 1940 con un producto que todavía se reconoce como una excelencia típica. local: el tarallo de almendras y pimientos. La clásica iconografía napolitana está llena de anécdotas sobre los taralli y sus vendedores, los “tarallari”, que solían pasear por las calles de la ciudad con cestas llenas de estos fragantes manjares.

El helado artesanal es un arte, nacido de la fusión de múltiples elementos. Además de los ingredientes genuinos y de alta calidad, es la pasión, el método de preparación, la experiencia y la capacidad creativa para marcar la diferencia. Fuertemente arraigados a su territorio por utilizan limones Sorrento, albaricoques de Slow Food Vesuvius para su Cresommola, higos de Cilento y Flanghina de Campi Flegrei para Percoche de temporada y helado de vino y utilizando ingredientes ingredientes de calidad: cerezas negras Fabbri para la crema y cereza negra abigarrada, bayas silvestres Trentino, castaña y avellanas de Piamonte IGP, Saronno amaretti y sal de Cervia para el caramelo original con sal.

La producción se expandió en la década de 1990, centrándose en pasteles de calidad, en su propuesta hay todo tipo de especialidades napolitanas y de otro lugares de Italia como la Delicia de Limón de Amalfi por ejemplo.

Casa Infante

Via Toledo 258 • Via Chiaia 189 • P.zza degli Artisti 4/5 • P.zza Vanvitelli / Via Scarlatti 84
info@casainfante.it

Pizzas hay muchas en Nápoles y no os será difícil encontrar las pizzerías que las hacen por toda la ciudad, otra de las grandes referencias de la ciudad que ya han expandido sus tentáculos a Londres además de su ciudad de origen es la Pizzería 50 Kaló de Ciro Salvo.

Ciro Salvo es la tercera generación de una antigua familia de fabricantes de pizzas. Su investigación sobre la masa súper hidratada, la harina se procesa con porcentajes de agua superiores al promedio, le ha valido premios y reconocimientos de las críticas nacionales e internacionales por su ligereza y digestibilidad.

La pizza de Ciro Salvo es una tradición de simplicidad y la búsqueda de lo bueno. Los tomates Pelato, Corbarino y Piennolo de la agricultura ecológica son una selección exclusiva hecha con la empresa Casa Marrazzo. El aceite de oliva virgen extra se agrega solo al final de la cocción. El menú de pizzas cambia con las estaciones y es el resultado de una investigación que da espacio a productos de DOP e IGP como Provolone del Monaco, Ciauscolo, Parmigiano Reggiano 24 meses y rarezas locales de pequeños artesanos del gusto, guarnición Slow Food, como la Salchicha Roja de Castelpoto y el Broccolo aprilatico de Partenopoli.

Comenzamos por la MONTANARA FRITA Y AL HORNO Corazón de burrata y mortadela hecha a mano Re Norcino.

Para seguir con una FINTA CARBONARA, Fior di latte Agerola, tocino King Norcino, huevo orgánico de San Bartolomeo, Parmigiano Reggiano DOP 24 meses, pimienta negra, aceite de oliva virgen extra DOP Colline Torreta Salernitane agregada al final de la cocción.

Acompaño con una cerveza local Birra Antoniana, contiene la esencia de del maíz Biancoperla, un cereal fino con una apariencia y cuerpo ideal y un sabor delicado y elegante, con un bouquet ligero y suave.

Pizzería 50 Kaló

Piazza Sannazaro 201/B, Napoli
T 081 192 04 667

Hemos recorrido algunos de los lugares más accesibles para todos los bolsillos, pero toca salir de las calles e incluso de la ciudad para tocar el cielo con las estrellas de la Campania.

Dentro de la ciudad y mirando al puerto de Nápoles el Restaurante Il Comandante con una estrella Michelin recibe su nombre de Commander, fue el epíteto de Achille Lauro, el fundador de la Flota Lauro, ubicada en el lugar histórico que donde se encuentra el Hotel Romeo, en su último piso se encuentra el Restaurante Il Comandante.

Salvatore Bianco es el chef ejecutivo de Il Comandante, sus platos representan los sabores y aromas del Golfo de Nápoles con ingredientes e influencias de otras culturas y territorios.

Para comenzar el sumiller nos ofrece Ferrari Trento Riserva DOC “Perlé Rosé” 2011. Buen arranque, pequeñas frutas maduras: grosellas, fresas silvestres y frambuesas, con agradable fragancia a piel de naranja y rosa.

Entre los platos de su menú degustación su Huevo 65 con mozzarella ahumada, papas y trufa.

O sus Mollejas de ternera, mostaza de manzana y crema de hierbas.

Con notas marinas el Mar en risotto de Milán.

Seguirán las notas marinas con un Salmonete con vieiras mayonesa y plancton hinojo de mar y murex.  

Tocando tierra y aire la siguiente propuesta es su Paloma marinada en anís con cuello relleno y salsa de hibisco y pera.

En los postres Frutas y verduras aromáticas con helado de albahaca y menta, un After eight y el despliegue de pequeños petits four.

Romeo hotel

Restaurante Il Comandante
T +39 081 604 1580
F +39 081 604 1599
reservations@romeohotel.it

http://www.romeohotel.it/naples/il-comandante-restaurant/

 

Un poco más lejos tendremos que viajar para conocer el auténtico alma gastronómica de Campania, concretamente hasta Telese Terme a 49 minutos de Nápoles, allí el Restaurante Kresios muestra el impresionante trabajo de otro estrella Michelin, el Chef Giuseppe Lannotti.

Delicado, exquisito, un alma viajera que muestra en su cocina el origen de la cocina de su tierra llevada a a tintes contemporáneos que bebe de sus muchos viajes por el mundo.

Puedes vivir o recordar mi experiencia en Kresios en el reportaje que ya publiqué anteriormente y que puedes ver en este link:

Kresiosvia San Giovanni 59 82037, Telese Terme (Bn)
tel/fax  +39 0824 9407 23 | email info@kresios.com

si te quedaste con hambre o no tuviste suficiente pizza, en el aeropuerto otra cadena bien conocida es la opción, Fratelli la Bufala  

Nápoles, Roma, Milán, Londres, Barcelona, incluso Madrid tuvo un restaurante de esta firma que pasó a mejor vida.

En sus vitrinas algunas especialidades para los más hambrientos 🙂

Fascinante, siempre sorprendente, así es la ciudad de Nápoles y el trabajo de sus muchos cocineros. Recorrer sus calles siempre tiene sorpresa, recorrer sus callejuelas y perderse por el corazón de la ciudad nos llevará a espacios nunca vistos, es una parte más de ese país que admiro y que se llama Italia y que seguiré siempre explorando para vosotros, salute!!!!!